El dolor en el costado izquierdo o ese dolor en el costado derecho que te dificulta la respiración al correr, ya que parece que alguien te está apuñalando en el costado.

Aunque no ayuda a aliviar el dolor, debes saber que los pinchazos laterales son un problema muy común entre los corredores.

Aunque un punto lateral no suele ser más que una molestia ocasional, en algunas personas pueden causar graves trastornos en el entrenamiento o la carrera si no conoces los trucos para prevenir un punto lateral.

Ahora bien:

Si una lesión o afección perjudicial para el rendimiento en carrera es lo bastante común, es probable que haya al menos un puñado de estudios científicos sobre ella que puedan ayudarnos a comprender mejor lo que ocurre.

Afortunadamente, éste también es el caso de este dolor de diafragma.

Las causas de los puntos en el costado y cómo esto te ayuda a prevenirlos

¿Qué causa una puntada en el costado o flato?

Volver arriba

Una puntada en el costado se manifiesta clásicamente como un dolor de estómago punzante o agudo, justo debajo de las costillas.

Suele ser sólo en un lado, y ocasionalmente irá acompañado de dolor en la punta del hombro del mismo lado.

Evita los alimentos desencadenantes de la puntada lateral

Unos cuantos estudios basados en encuestas sobre corredores y otros atletas que desarrollan puntadas laterales en una prueba atlética han establecido que ingerir una comida copiosa o beber líquidos concentrados y azucarados, como zumo de frutas, cerca del momento de la competición aumentará tu riesgo de desarrollar una puntada.

Pero curiosamente, tener más edad y entrenar más a menudo parecen conferir un efecto protector.

Los corredores principiantes también son más propensos a sufrirlos, así que si eres un corredor novel, ten en cuenta los alimentos que ingieres como punto de partida.

¿Puede una isquemia diafragmática causar puntadas laterales?

La causa real de los pinchazos laterales sigue siendo incierta.

Hay algunas ideas que compiten entre sí, todas ellas con algunas pruebas que las apoyan.

Tradicionalmente, se pensaba que la isquemia, o disminución del flujo sanguíneo, en el diafragma (el músculo que expande los pulmones y te permite respirar) causa irritación y dolor localizados.

Esta supuesta causa también explica por qué ciertos alimentos o líquidos parecen más propensos a causar puntadas laterales: más sangre requerida por el estómago para digerir ciertos alimentos o líquidos arrancaría más sangre del diafragma.

Pero varios estudios han aportado pruebas contra esta teoría de la "isquemia diafragmática".

Un estudio realizado en 2006 por dos investigadores del Avondale College de Australia midió los patrones respiratorios reales de atletas que sufrían puntadas laterales durante el ejercicio.

Se reclutaron 28 atletas, todos ellos con antecedentes de desarrollar puntadas laterales durante el entrenamiento.

Se midieron varias variables respiratorias asociadas con la función pulmonar y la respiración, y luego los atletas completaron una carrera en cinta rodante. Catorce desarrollaron una puntada lateral, mientras que los demás pudieron completar la prueba sin dolor.

Tras la prueba, se volvió a medir la función pulmonar de todos los atletas, y los investigadores compararon la función de los atletas sin dolor con la de los que sufrían una puntada en el costado.

Aunque los atletas con puntada en el costado mostraron una pequeña disminución de la potencia pulmonar durante la espiración, los autores coincidieron en que no era probable que la magnitud de esta diferencia afectara al rendimiento.

Esto es lo que ocurre:

El hecho de que no detectaran diferencias en la fuerza de inhalación -que se rige principalmente por el diafragma- implica que el flujo sanguíneo deficiente al diafragma no era un factor causal importante.

Si lo fuera, los investigadores habrían esperado ver alguna limitación en la fuerza o potencia del diafragma privado de sangre.

Y el flujo sanguíneo no debería interrumpirse de forma significativa en deportes de alto impacto pero baja intensidad como la equitación, aunque un estudio descubrió que los pinchazos laterales afectan hasta al 62% de los jinetes.

Una explicación diferente de los pinchazos laterales es la irritación o "tirón" en los ligamentos y la membrana que sujetan y conectan todos los diversos músculos, huesos y órganos del interior del abdomen.

Según la teoría, el impacto durante la actividad tira de los órganos de tu abdomen hacia abajo, tirando de los ligamentos de la parte superior del abdomen y creando finalmente una irritación.

Esto explicaría por qué comer, independientemente de lo que sea, demasiado pronto antes de correr puede provocar una puntada lateral, y explica por qué las puntadas laterales son frecuentes en el atletismo y la equitación, pero son raras en el ciclismo.

Sin embargo, hay algunas variables que tampoco encajan en esta teoría.

Por un lado, la variación de la concentración de azúcares en los líquidos consumidos inmediatamente antes o durante el ejercicio tiene un efecto mensurable sobre el riesgo de desarrollar una puntada en el costado.

Esto se demostró en un estudio de 2004 en el que participaron 40 atletas con antecedentes de puntadas en el costado durante el ejercicio.

En distintas ocasiones, se administró a cada sujeto una cantidad controlada de agua de sabor débil, una bebida deportiva, zumo de fruta o ningún líquido.

Tras ingerir el líquido, los sujetos completaron un entrenamiento en cinta rodante e informaron de cualquier dolor abdominal. El zumo de fruta, con su elevada concentración de azúcar, tenía muchas más probabilidades de causar un pinchazo lateral que cualquiera de las otras condiciones.

Y la bebida deportiva, que tenía una concentración media de azúcar, parecía causar pinchazos laterales más graves que la ausencia total de líquidos (aunque menos que el zumo de fruta), aunque este hallazgo escapó a la significación estadística.

En segundo lugar, los pinchazos laterales afectan hasta al 75% de los nadadores, cuyo deporte no implica sacudidas arriba y abajo del abdomen.

¡Así que los tirones verticales tampoco pueden explicar totalmente el origen de los pinchazos laterales!

Irritación de la columna vertebral

Por último, una tercera línea de investigación relaciona las puntadas laterales con la irritación de la columna vertebral. En un informe de 2004, D. P. Morton y T. Aune describieron cómo, en nueve de 18 corredores atendidos en su clínica, el dolor de una puntada lateral sufrida durante un entrenamiento podía reproducirse fácilmente aplicando presión manual en las vértebras de la parte superior de la columna.

Morton y Aune también citaron dos estudios que descubrieron que la cifosis (o "espalda redonda"), un trastorno en el que la parte superior de la columna está más curvada de lo normal, está relacionada con un mayor riesgo de sufrir puntadas en el costado.

Fundamentalmente, esta teoría de la columna vertebral también explica el dolor que a veces se observa en la punta del hombro: tanto el nervio que va al diafragma como el que va a la punta del hombro se originan en las mismas vértebras.

Además, también puede explicar por qué los corredores, jinetes y nadadores experimentan altos índices de puntadas laterales, pero los ciclistas no.

Correr y montar a caballo implican sacudidas verticales de la columna vertebral, mientras que nadar implica torsiones rotacionales, y ambas cosas podrían someter a tensión a la parte superior de la columna vertebral.

El ciclismo, sin embargo, implica comparativamente poca tensión en la columna vertebral.

En última instancia, esta última explicación también tiene sus propias incognitas:

¿Por qué las comidas previas a la carrera y los líquidos azucarados parecen provocar puntadas laterales con mayor frecuencia y gravedad?

¿Por qué no todas las personas con puntadas laterales tienen un dolor reproducible al ejercer presión sobre la parte superior de la columna vertebral?

Cómo prevenir los pinchazos en el costado

Volver arriba

Desgraciadamente, la causa (o causas) de los pinchazos laterales aún no se ha esclarecido por completo.

Como muchas cosas en el atletismo, las raíces de los pinchazos laterales son probablemente más complejas que un único factor.

Por el lado bueno, podemos extraer alguna información útil de la ciencia que hemos revisado.

Si tienes antecedentes de puntadas laterales, fíjate en lo que comes y bebes antes de empezar el entrenamiento. Darte más tiempo después de comer podría evitar una puntada, y evitar las bebidas azucaradas concentradas antes y durante el ejercicio también debería ayudar.

Los estudios de casos sugieren que estirar el estómago, respirar profundamente y contraer los músculos abdominales al inclinarse hacia delante pueden ayudar a aliviar un punto lateral.

Para un tratamiento a más largo plazo, Morton y Aune recomiendan ejercicios de movilización de la columna vertebral, y otros médicos recomiendan ejercicios de estiramiento y fortalecimiento del abdomen, la espalda y los flexores de la cadera.

Si tienes pinchazos en el costado crónicos, puede merecer la pena que un fisioterapeuta o quiropráctico te examine la columna vertebral para ver si una disfunción en ella podría estar exacerbando tus puntadas laterales.

Si te encuentras a mitad de carrera luchando con otra puntada, prueba esta técnica para detener inmediatamente la puntada de carrera.

A medida que se investigue más sobre las puntadas laterales, estaremos más cerca de comprender plenamente cómo afectan el diafragma, los ligamentos y membranas del abdomen y la columna vertebral a las puntadas laterales.

Hasta entonces, tendrás que experimentar con algunas de las técnicas enumeradas anteriormente para ayudarte a superar los pinchazos laterales.

---------------------------------------------------------

¿Cuál es la mejor forma de tratar una uña negra y magullada por correr?

Cualquiera que haya corrido alguna vez una carrera dura y accidentada o una carrera larga más de un par de veces, especialmente por senderos, probablemente pueda adivinar a qué se refiere el "dedo del pie del corredor".

El aspecto negro y amoratado de una de las uñas de los pies después de recibir una paliza durante una carrera es aceptado por algunos corredores como parte integrante del running, pero cuando tienes una uña del pie negra, correr se hace difícil, y si no se trata, saber cómo tratar la uña del pie negra en casa no será de ayuda, ya que necesitarás un tratamiento más drástico.

Las uñas de los pies lesionadas no sólo son dolorosas y feas a la vista, sino que también pueden acabar infectadas: el ambiente cálido y húmedo del interior de tus zapatillas es el hogar perfecto para las bacterias.

Qué asco.

Esta semana te informaremos sobre los problemas de las uñas de los pies de los corredores: cómo tratar las uñas negras de los pies por correr, qué hacer si se te cae una uña mientras corres y, lo más importante, cuánto tarda en curarse una uña negra de los pies.

Las uñas negras de los pies por correr no sólo son dolorosas, sino que pueden acabar infectándose o cayéndose. Si te duele una uña del pie, este artículo te explicará lo comunes que son las uñas negras para los corredores, qué las causa para que puedas evitar las uñas negras en el futuro, y cómo tratar correctamente tu uña magullada para que se cure en menos tiempo.
¿Son frecuentes los hematomas en las uñas de los pies por correr?

Una encuesta realizada a los participantes en un maratón de 1973 informó de que el 14% de los corredores sufrieron ampollas, rozaduras o pérdida de uñas de los pies que persistieron durante al menos una semana después de la carrera.

Un estudio posterior en el Maratón de Londres descubrió que sólo unos pocos de los corredores (0,1% en total) atendidos en los puestos de socorro tenían problemas en las uñas de los pies.

Ambos estudios tienen sus límites, por supuesto, ya que un problema en las uñas de los pies por sí solo probablemente no es lo bastante grave como para justificar una parada en un puesto de socorro, y los sujetos del primer estudio probablemente eran más propensos a responder a la encuesta si habían sufrido problemas en los dedos de los pies o en la piel.

La prevalencia real de las lesiones en las uñas de los pies probablemente se sitúe entre estos porcentajes, y probablemente dependa de las distancias y el terreno que cada corredor recorre en sus entrenamientos y carreras.
Me duele la uña del pie: ¿Qué causa la caída de las uñas de los pies de los corredores?

Según un artículo de revisión de 2004 de E.A. Mailler y B.B. Adams, la causa de las uñas de los pies negras o azules por correr tiene su origen en los impactos repetidos que se producen con cada paso.

Tras el impacto inicial con el suelo, hay un breve momento en el que tu zapatilla se ha detenido, pero tu pie dentro de ella no.

El pie se desliza hacia delante, normalmente poco, pero esto hace que las uñas de los pies sufran el mayor impacto con la puntera del zapato.

Se aplica una tensión adicional a las uñas de los pies cuando empujas desde el suelo, ya que los dedos "arañan" el suelo para obtener una propulsión adicional.
Uña del pie magullada por zapatos apretados o demasiado grandes

Como puedes sospechar, un calzado mal ajustado o con los cordones sueltos puede agravar el problema.

Un zapato sin espacio suficiente para que el pie se deslice hacia delante provocará un impacto más brusco en las uñas de los pies, y un zapato con la puntera demasiado baja empujará hacia abajo la parte superior de las uñas cuando te levantes del suelo.

Los zapatos con los cordones demasiado apretados también pueden comprimir las uñas de los pies, pero a la inversa, un zapato con los cordones demasiado apretados permitirá que tu pie se deslice demasiado hacia delante, golpeando las uñas contra la parte delantera del zapato.

Puede parecer que somos quisquillosos, pero atarte correctamente las zapatillas puede marcar la diferencia, y es una forma fácil de evitar que las uñas negras de los pies vuelvan a correr en el futuro.
Correr más cuesta abajo significa tener más uñas de los pies amoratadas

Si ya tienes una uña negra y azul por correr, las bajadas pueden agravar el problema, ya que aumentan la velocidad y la fuerza de impacto vertical (y, por tanto, el impulso del pie al deslizarse hacia delante), además de inclinar la zapatilla hacia abajo, creando una rampa por la que se desliza el pie.
Las carreras largas aumentan la probabilidad de problemas en las uñas de los pies de los corredores

Obviamente, las carreras más largas son más propensas a causar problemas en las uñas de los pies, ya que cada paso supone un esfuerzo adicional para la uña.

La hinchazón gradual de los pies que se produce después de recorrer muchos kilómetros tampoco ayuda, ya que reduce efectivamente el tamaño de la zapatilla.

Teniendo en cuenta todos los factores en juego, no es difícil entender por qué los ultramaratonianos, que a menudo hacen carreras de 30 o 40 km por senderos accidentados, tienen fama de tener las uñas de los pies feas.

Si estás siguiendo un programa de entrenamiento de maratón, es posible que por primera vez notes más uñas del pie magulladas por correr, pero son casi un rito de paso como corredor, ¡así que no te asustes!
Por qué duele más la uña del dedo gordo del pie

Mailler y Adams afirman que los dedos más comúnmente afectados son los más largos: el dedo gordo, el segundo y el tercero.

La longitud relativa de cada uno de estos dedos depende de la persona, de modo que si tienes lo que a veces se denomina un "pie egipcio" (en el que el dedo gordo es el más largo), es probable que se te ennegrezcan y magullen las uñas del dedo gordo, mientras que si tienes un "pie griego" (en el que el segundo o el tercer dedo son los más largos), es más probable que se lesionen estos dedos.
Cómo curar una uña del pie magullada: Tiempo de curación de una uña del pie magullada

Mailler y Adams escribieron una revisión posterior sobre las afecciones cutáneas de los corredores en la que se detallan las opciones de tratamiento y prevención del dedo del pie del corredor.
Calzado de ajuste correcto

Lleva las zapatillas bien atadas, pero no demasiado apretadas, y asegúrate de que la puntera es lo suficientemente grande como para evitar la presión sobre las uñas, incluso tras largos periodos de carrera en los que los pies se hayan hinchado un poco.

Utilizar un cordón de "bloqueo del tobillo" para fijar el pie a la zapatilla también puede ser útil, ya que reduce la distancia que el pie se desliza dentro de la zapatilla en el momento de la pisada.
Cuida los dedos de los pies

Mantener las uñas de los pies cortas y cuadradas (no curvadas) también ayudará a distribuir uniformemente la tensión en los dedos.

Si ya tienes una uña ennegrecida y magullada, puedes dejarla en paz si no te molesta al correr.

Si es así, puedes sumergirla en agua caliente para aliviar la irritación.
¿Debes reventar una ampolla de sangre?

Según Mailler y Adams, drenar el líquido bajo la uña -ya sea pinchando la propia uña con una aguja caliente o drenándolo por delante, por debajo de la uña del pie- es algo controvertido.

En general, lo mejor es dejar la uña del dedo del pie como está y no intentar liberar la presión.

El dolor debería remitir por sí solo en unos días, e intentar reventar la ampolla de sangre podría provocar una infección.

Te recomendamos que visites a un médico para estar segura si no puedes soportar el dolor o la presión, pero si estás decidida a hacerlo en casa, he aquí cómo:

Esteriliza un clip poniéndolo sobre una llama y calentando la punta.

Mientras esté caliente, coloca el extremo caliente sobre la uña, que se derretirá rápidamente a través de ella y creará un orificio por el que podrá salir el líquido.

Para mayor seguridad, una vez drenado el líquido, pon un poco de pomada antibiótica en el agujero y en la uña.
Durante el tiempo de curación de tu uña del pie magullada, ten en cuenta lo siguiente

Debes tener en cuenta que algunos otros problemas de la piel y los pies pueden hacerse pasar por el dedo del pie del corredor.

La onicomicosis (o simplemente tiña), una infección fúngica de la uña, también puede hacer que una uña del pie aparezca descolorida y amoratada.

Aunque puede tratarse, aunque con cierta dificultad, ya que el hongo está incrustado dentro de la propia uña, necesita un diagnóstico positivo por parte de un médico o, preferiblemente, un podólogo.

Además, el melanoma, un grave cáncer de piel, puede manifestarse también debajo de las uñas de los pies, por lo que a veces es difícil distinguirlo de una uña magullada.

Si tu dedo de corredor no parece mejorar, o si parece infectado e hinchado, debes acudir al médico antes de que el problema empeore.

El dedo del corredor puede ser una molestia, pero si cuidas tus pies y te aseguras de que tu calzado te queda bien, no tiene por qué frenarte.

---------------------------------------------------------

 

¿Puede el zumo de pepinillos curar realmente los calambres musculares?
John Davis
John Davis

Calambres musculares.

Sólo esas palabras bastan para que la mayoría de la gente se estremezca. En algún momento todos hemos pasado por esos momentos repentinos e intensos en los que un calambre te golpea con fuerza.

Mientras te agarras instintivamente el músculo dolorido, juras que vas a investigar cómo prevenirlo.....en cuanto desaparezca ese dolor insoportable.

Por fin te has acordado, y te has lanzado a la misión de encontrar la mejor solución para tus calambres al correr.

Este artículo es para ti. En lugar de fijarnos en lo que un amigo le contó a otro, vamos a investigar la ciencia que hay detrás del uso del zumo de pepinillos como cura para los calambres, ¡y puede que te sorprenda lo que hemos encontrado!

calambres musculares con zumo de pepinillos

Ya hemos hablado de las causas de los calambres musculares asociados al ejercicio, los espasmos musculares dolorosos y aparentemente aleatorios que pueden afectar a todo el mundo, desde los maratonianos aficionados a los jugadores profesionales de baloncesto.

La sabiduría popular sostiene que están causados por una falta de electrolitos, pero la investigación científica demuestra que es más probable que los calambres musculares se deban al fallo de un mecanismo neuromuscular que suele mantener bajo control la contracción muscular extrema.

Ahora bien:

Como cualquier dolencia que afecte a los deportistas, existe un verdadero arsenal de remedios y trucos que los corredores y entrenadores de atletismo juran para prevenir o eliminar un calambre muscular. Algunos de estos remedios acaban siendo sometidos a pruebas científicas para validarlos o reventarlos.

Un sencillo truco -estirar suavemente el músculo acalambrado- ha demostrado tener bastante éxito y ha dado a los investigadores una pista sobre el verdadero mecanismo que subyace a los calambres.
¿El zumo de pepinillos previene (y alivia) los calambres?

Sí, lo creas o no, los entrenadores de atletismo de la vieja escuela juran que tragar un bocado de zumo de pepinillos es una cura rápida para los calambres musculares.

La lógica era que el líquido que queda en el frasco de pepinillos es increíblemente salado y está lleno de electrolitos.

Pero he aquí la paradoja:

Como vimos la última vez, hay pruebas bastante sólidas de que los niveles de electrolitos de tu cuerpo no influyen en si desarrollas o no calambres musculares durante el ejercicio.

Así que, en teoría, el zumo de pepinillos, a pesar de su reputación, no debería hacer nada para aliviar los calambres musculares.
¿Funciona realmente tomar zumo de pepinillos?

Esto es lo que hay:

Los calambres musculares asociados al ejercicio pueden ser difíciles de estudiar en un entorno controlado, porque la localización y la gravedad de los calambres pueden variar de una persona a otra. Una forma mejor de estudiar los calambres en un entorno controlado es inducirlos artificialmente.

Estimulando eléctricamente un nervio de la pierna de la forma adecuada, los investigadores pueden provocar calambres a demanda. Luego, utilizando una máquina de electromiografía, o EMG, pueden cuantificar la duración y gravedad de un calambre muscular.

Kevin Miller y sus colegas de la Universidad Estatal de Dakota del Norte y la Universidad Brigham Young publicaron un estudio de 2010 en el que se utilizó precisamente un protocolo de este tipo.

En el artículo, los investigadores utilizaron una corriente eléctrica para inducir calambres en los pies de un grupo de 12 voluntarios. Se indujeron dos calambres, cada uno separado por 30 minutos.

El primer calambre fue una prueba de referencia para establecer cómo es un calambre muscular "normal" en cuanto a su señal EMG y su duración. A continuación, se indujo un segundo calambre, y los sujetos ingirieron inmediatamente de dos a tres onzas líquidas de agua o de zumo de pepinillos.

Una semana después, se repitió el experimento con un diseño cruzado, es decir, los sujetos que recibieron agua la primera vez recibieron zumo de pepinillos la segunda, y viceversa.

Para evitar cualquier posible efecto placebo, los investigadores utilizaron tapones nasales para impedir que los sujetos olieran los líquidos que bebían, e incluso se cegaron a sí mismos para saber qué solución se administraba a cada sujeto.
Esto es una locura:

Los efectos del zumo de pepinillos fueron rápidos e impresionantes: Los calambres de control y los calambres seguidos del consumo de agua duraban más de dos minutos, mientras que los calambres seguidos del consumo de zumo de pepinillos duraban menos de un minuto y medio, ¡una reducción de más del 25%!
¿Los calambres musculares se deben a la falta de electrolitos?

Te estarás preguntando:

¿Reavivan los impresionantes efectos del zumo de pepinillos la hipótesis de que "los calambres se deben a los electrolitos"?

Miller y sus colaboradores diseñaron otro experimento para probar esta idea.

Esta vez, nueve hombres sanos se sometieron a tres pruebas en las que se les administró de dos a tres onzas líquidas de zumo de pepinillo, una bebida deportiva o agua simple.

Tras ingerir el líquido, Miller et al. tomaron muestras de sangre cada pocos minutos en el transcurso de la hora siguiente, y luego analizaron el contenido de agua y electrolitos de las muestras de sangre para observar el impacto de cada líquido.

Ninguno de los tres líquidos produjo cambios sustanciales en los niveles de electrolitos o hidratación, lo que quizá no resulte sorprendente teniendo en cuenta lo pequeño que era el volumen de líquido ingerido (2-3 onzas líquidas) en comparación con la cantidad de agua de todo el cuerpo (varios galones).

Miller et al. concluyen que cualquier explicación de la eficacia del zumo de pepinillos que esté relacionada con los electrolitos o la hidratación no es satisfactoria: los electrolitos de 2-3 onzas de zumo de pepinillos son insignificantes en comparación con las pérdidas de sudor durante el ejercicio.

Además, es imposible que los electrolitos lleguen a la sangre en uno o dos minutos tras su ingestión.
He aquí por qué funciona:

Los investigadores proponen que el zumo ácido de pepinillo desencadena un reflejo cuando golpea un centro nervioso de la parte posterior de la garganta. Este reflejo envía una señal al sistema nervioso para que desconecte las neuronas hiperactivas que causan el calambre.
¿Debo tomar zumo de pepinillos para los calambres musculares?

¿Cuál es la conclusión?

De forma indirecta, investigar la "cura del zumo de pepinillos" lleva a dos conclusiones sorprendentes:

En primer lugar, ¡funciona muy bien!

Puedes esperar que un trago de zumo de pepinillos reduzca casi a la mitad la duración de un calambre muscular.

En segundo lugar, debido a la rapidez con que actúa el zumo de pepinillos, este resultado proporciona más pruebas de que los calambres musculares están causados por un mal funcionamiento del sistema nervioso, un fallo que deja una unidad muscular (normalmente las pantorrillas en los corredores) atascada en una posición de "encendido".

Si has tenido grandes problemas de calambres durante tus entrenamientos o carreras, quizá merezca la pena probar el zumo de pepinillos.

El procedimiento de Miller et al. consiste en beber de 2 a 3 onzas líquidas de zumo de pepinillos -en los estudios, colado de pepinillos Vlasic normales- lo antes posible tras la aparición de un calambre.

Obviamente, llevar encima un bote de cristal de pepinillos no es práctico.

Tendrás que encontrar una botellita de plástico de 2-3 onzas para llevar contigo un poco de zumo de pepinillos cuando hagas un ejercicio o una carrera que preveas que puede causarte calambres.

Afortunadamente, es lo bastante pequeño como para meterlo en la cintura o en un bolsillo.

Si evita esos momentos increíblemente dolorosos, merece la pena, ¿verdad?

Si te lo perdiste, también tratamos los calambres con más detalle en nuestro post Calambres vs. Calambres vs. Fatiga. Si eres corredor de maratón, ¡no te pierdas este post!

Running Blog

Últimos post

Consejos

Como disfrutar los entrenamientos largos

29/12/2022

Una serie de consejos para conseguir disfrutar durante las tiradas largas de running

Leer más
Consejos

Como empezar a correr y no morir en el intento

26/12/2022

Consejos para principiantes, como adquirir el habito de correr.

Leer más
Nutricion

Los beneficios del colágeno y el magnesio en corredores

16/12/2023

Descubre cómo el colágeno y el magnesio pueden mejorar tu rendimiento como corredor. Conoce los beneficios de estos suplementos para las articulaciones, la recuperación muscular y la energía sostenible.

Leer más
Comparativas

Fluchos lanza su nueva marca de calzado deportivo

24/06/2022

Fluchos lanza su nueva marca de calzado deportivo

Leer más
Lesiones

Como evitar que tus pezones sangren mientras corres

17/11/2022

Como evitar que te sangren los pezones al correr, y consejos para tratar la afección

Leer más
Beneficios

¿Como puede ayudarte un entrenador personal a prepararte una carrera?

27/07/2022

Un entrenador personal puede ayudarte a prepararte una carrera, ya sea para terminarla como para mejorar tu marca anterior

Leer más